jueves, 11 de junio de 2015

Siempres

Que no hay "para siempres" sin final, que no hay nada permanente y al igual que todas las cosas efímeras que hacen este mundo tan bonito, se ha acabado primero de bachiller.
Debo de darte la razón Marta, es un curso que te despierta del sueño infantil de un plumazo, en cada bajada de nota, en cada noche donde los apuntes, el flexo y los mosquitos son tus compañeros de peleas, donde los nervios no te dejan dormir o te despiertan a mitad de la noche con esa sensación de no saber nada y volver a sentarte pero el cansancio se apodera de ti y te despierta la mano de papá. Necesitamos un buen golpe para despertar y bachiller, efectivamente lo es; desgarra, agota, te come el estrés y las ganas de mandarlo todo a paseo... He perdido la cuenta de todas las veces que hemos bromeado con meternos a un grado de peluquería.

Pero Bachiller tiene sus cosas buenas, te unes con personas que jamás pensaste que te llevarías tan bien, con la chica que se sienta delante de ti con los ojos verdes, que apoyas hasta decir basta por demostrar que somos elefantes y tan solo debemos seguir tirando para soltarnos del todo. Por las que llegan nuevas, la rubia y la morena, más altas que tú, que te vacilan como quieren y te cuentan sus problemas para buscar consejo. Por las que se alejan poco a poco y se separan de tu camino aunque de vez en cuanto se vuelven a cruzar de por medio. Por la amante de los animales y la disléxica, demasiado buenas, demasiado especiales. Por ellas, merece la pena vivir esta experiencia, que sin su apoyo, los días de bajón no serían divertidos. 

Filosofía fue una de las asignaturas que cogí con más ilusión y con la que primero me desilusioné; me he dado cuenta de que soy una persona con una mente demasiado cerrada como para entender lo que los filósofos que hemos estudiado a lo largo del curso, con sus alocadas cabezas y sus cuestiones sobre cualquier problema que se les plantee en la vida. Aún así, me parece una asignatura interesante; la parte de psicoanálisis fue lo mejor del curso, me permitió entender un poco más a los humanos (no, la verdad es que me siguen pareciendo de lo más detestable). Adiós 1º, solo me queda esperar con intriga el agobio de 2º y las cosas buenas que nos traiga.

sábado, 30 de mayo de 2015

HUME

Hume lleva a cabo una crítica a todas las ideas que la metafísica expone y, en particular al concepto de substancia. Para empezar, dice que las ideas de la metafísica no tienen su origen en ninguna impresión previa, las sustancias de la metafísica no valen co

mo conocimientos.

         - Crítica a la idea de sustancia
Para Hume, la "idea de sustancia" no tiene significado porque no responde a ninguna impresión precedente, al conjunto de materiales se les asigna un nombre y nuestro cerebro lo relaciona como un solo objeto: una mesa, en la naturaleza no hay mesas pero si los materiales que la componen, le ponemos el nombre de mesa al conjunto en sí.

         - Crítica a la idea de la existencia de una realidad exterior a nosotros
Cuando afirmamos que existe una realidad material exterior a nosotros, estamos dando un salto ilegítimo desde nuestras impresiones. Pone al mundo como totalidad falsa, considerando las causas de las impresiones. No puede haber un mundo como totalidad, esa impresión es falsa. Lo que sí podemos tener claro es que el límite del conocimiento son las impresiones.


         - Crítica a la idea de Dios
Las pruebas para demostrar la existencia de Dios  no demuestran nada. A priori la idea de Dios no responde a ninguna impresión y a posteriori aplican el principio de causalidad para llegar a la supuesta demostración de la existencia de Dios.

MORAL PROVISIONAL

La moral, para Descartes es provisional, es decir, presupone conocimientos de la filosofía, por lo que sin una moral, no puede haber vida.

Descartes distingue 4 máximas que explican este concepto:

        - Actitud de cautela y prudencia: no hay nada en el mundo que permanezca en el mismo estado,             obedece leyes, fiel a una religión y sigue opiniones.

        - Nada es seguro, lo más sensato es seguir lo más probable como si se tratase de algo verdadero             y cierto. Seguir decisiones propias, tomadas de forma meditada.

        - Acostumbrarse a creer que nuestros pensamientos están en nuestro poder, intentar cambiarnos             a nosotros mismos o cambiar la realidad.

        - Procurar revisar todas las ocupaciones posibles, es decir, aplicar la vida entera al cultivo de la            

razón para ser seres eruditos.

viernes, 29 de mayo de 2015

METAFÍSICA DE DESCARTES

Descartes, en este problema, cambia la terminología empleando substancia y res, que quería decir que es la realidad que existe. Habla de Dios, dice que es substancia ya que las criaturas del mundo necesitan de Dios para vivir dándoles su existencia, pudiendo distinguir así entre dos clases de sustancias:

        - La substancia infinita que se refiere a Dios
        - La substancia finita no necesita nada más para existir excepto de Dios. Una sustancia finita               tiene alma, donde se distingue el dualismo cartesiano.

A cada sustancia le corresponde un atributo, que es lo que constituye la esencia de la substancia y se identifica con ella. Los atributos solo existen si existe una substancia al igual que no puede existir un atributo sin una substancia, no puede existir una substancia sin un atributo, van a la par.

El atributo de un cuerpo es la extensión que tiene una figura determinada. El alma le corresponde el pensamiento como atributo y su modo de idea.

Ahora, pasamos a analizar la substancia finita:


Substancia finita

Es una substancia finita cuyo único atributo o esencia es el pensamiento y todo acto parte de un pensamiento.
Los modos del alma son muy variados, como puede ser dudar, sentir, tener miedo etc. El cuerpo es materia cuya única extensión es su esencia. 
Descartes defiende un dualismo antropológico,, siendo el ser humano una unión de dos sustancias:

               - Res cogitans: parte inmortal que se caracteriza por usar el libre albedrío.
               - Res extensa: concepción mecanicista; muestra el cuerpo como una máquina que es                              gobernada por el alma.

Problema de comunicación entre ambas sustancias

El alma y el cuerpo no se necesitan mutuamente para existir, dividiéndose en "puro pensamiento" y "pura extensión" que pueden estar unidos o no. El cuerpo es un mecanismo que puede ejecutar muchas acciones sobre sí mismo sin la intervención del alma. El alma sin embargo, es una sustancia pensante que puede o no regular al cuerpo. Tenemos sensaciones consciente de lo que ocurre en nuestro cuerpo y de lo que le afecta la mente.

DESCARTES

Descartes,  nos propone un método que será el instrumento propio de la razón emancipada. Para el buen funcionamiento de este método, propone 4 reglas:

        - Primera regla: la regla de la evidencia: Se basa principalmente en la intuición, donde nos dice que esta facultad es intelectual y que las ideas que se recogen son catalogados con total certeza. Como consecuencia de esto, apunta, que debemos evitar las precipitaciones y las pasiones ya que nos pueden conducir a error por lo que debemos evitar el terreno de lo probable.

Los criterios de la evidencia son: La claridad y la distinción.

La conclusión que podemos sacar de esta primera regla es que la verdad debe adecuarse con el pensamiento de la realidad ya que el criterio de verdad no puede ser extríseco a nuestro pensamiento, debe ser interior a las ideas mismas (SUBJETIVISMO)

        - Segunda regla: la regla del análisis: Esta regla es muy simple, trata de descomponer lo que es compuesto a evidente, es decir, lo indeterminado se descompone a unos cuantos elementos determinados.

        - Tercera regla: la regla de la síntesis: Iríamos de lo absoluto a lo relativo, toda idea es absoluta cuando no se deduce de otra anterior (nociones absolutas).
La razón la ejercitamos con dos facultades básicas :
                            - La Intuición: capacidad de concebir algo sin la menor posibilidad de que sea falso.
                            - La deducción: capacidad de deducir otras verdades de la que hemos intuido.
Hay dos normas para utilizar correctamente  estas dos facultades:

1. La intuición nos permite un conocimiento claro y distinto.
2. La deducción relaciona dos intuiciones entre sí.

        - Cuarta regla: la regla de la comprobación: Revisa todo el proceso para asegurarse de no olvidar nada, se necesita un acto para intuir de la conexión más lejana consecuencia con el primer acto.


        

sábado, 23 de mayo de 2015

Al frente de la clase

Hace unos meses, oí hablar a unas chicas de clase, sobre una película y al principio me pareció algo aburrida, pero se relaciona bastante con lo que quiero estudiar, asi que me decidí a verla.

"Al frente de la clase"


Trata sobre un hombre, que es tan normal como cualquier persona (la verdad es que todos somos anormales, lo único que somos felices considerando "lo normal" lo que nosotros somos, que en realidad, no somos nada.) pero que tiene una característica que le hace único y por ello, la gente le rechaza.

Esta característica se llama "Tourette" y se trata de un trastorno que hace que tu cerebro te mande reproducir ruidos como pueden ser: ladridos, maullidos, un simple "si"... Este hombre, tenía su carrera de magisterio que le constó sacar con mucho esfuerzo ya no lo quería ninguna universidad por esta característica. Después de conseguir burlar este problema, llegó la búsqueda de trabajo, donde o bien los directores o bien los padres de los alumnos le veían como un incapacitado que no podía dar clase a sus hijos, que les iba a enseñar mal o cosas así. Hasta que llegó a un centro, donde a pesar de su "problema", todo el centro escolar le acogió de una manera maravillosa y el cariño de los niños hicieron que los padres no vieran "Toudette" como un defecto, si no como una gran virtud.

*Es sorprendente como necesitamos poner etiquetas a todo lo que nos rodea. Las personas con alguna desigualdad en el cerebro o en cualquier parte del cuerpo, no son discapacitados, no son personas enfermas, no son personas extrañas de las que debemos alejarnos, NO, son personas únicas, más únicas que el resto de personas que nos consideramos "normales" y ¿por qué hacemos esto? porque nos tenemos que sentir superiores siempre y aprovechamos las dificultades de la persona que tenemos al lado para restregar lo perfectísimos que somos y lo bien que hacemos todo. Los únicos que tenemos un serio problema en la cabeza somos nosotros y se quiera reconocer o no, es así.*

HOBBES

Hobbes, es uno de los contractualistas que hemos estudiado en esta evaluación. Su filosofía, se basa en el estado de naturaleza, donde los hombres, según Hobbes, poseen capacidades muy parecidas tanto físicas como intelectuales. Para entrar más afondo en su filosofía, debemos analizar su obra más importante: Leviatán:

En esta obra, Hobbes dice que fuera de un Estado civil que nos controle, estaríamos todos en guerra de cada uno contra todos. Pero esta guerra no consistiría solo en pelear ya que según el autor, los hombres están constantemente en disposición de guerra y cuando no se manifiesta, se encuentra ahí entre las sombras. Hace crítica a la naturaleza humana como algo terrible.


El estado de naturaleza, resalta que cada uno debería de sobrevivir por sus propios medios, no hay injusticias porque no hay leyes por lo que no había juicios en función de los actos de cada individuo.

A pesar de ello, hay una parte del hombre que orbita hacia la paz y aquí es donde la razón ayuda a conseguirla para vivir en un Estado pacífico donde los individuos renuncias de sus derechos naturales y nombran a una persona NO elegida por derecho divino que ayude a mantener esta paz.

En el contrato social de Hobbes, se transfieren de manera irreversible los derechos naturales al Soberano: contiene el poder absoluto para juzgar y crear las leyes aunque, al no ser parte contratante, no realiza el pacto lo que le impulsa a estar por encima del pueblo.


Para concluir, Hobbes habla de que el estado de naturaleza solo sirve como hipótesis para analizar mejor el comportamiento humano (SOMOS MÁS RAROS QUE UN PERRO VERDE) y vuelve a señalizar el poder como monarquía absoluta. Si se cae el Estado, estamos en Guerra permanente.


*Y aunque no se caiga el Estado, también lo estamos. Hemos sido diseñados para ser envidiosos, egoístas, avaros y egocéntricos. Actuamos en función de nuestro beneficio, sin mirar a quien nos llevamos por delante: si hay que pisar, pisamos. En este aspecto, me apoyo en lo que enunció Kant en su filosofía, pero eso ya es otro tema.*